Skip to main content
Pago Seguro
Envío Ecológico Gratuito
Devoluciones Gratuitas

Proteger Guyana

Costa tiene la misión de proteger las aguas del mundo promocionando la pesca deportiva. Este deporte es bueno para el medioambiente, sustentable y nativo de culturas locales. En los ríos y lagunas de la selva de Guyana, encontramos un lugar donde la pesca deportiva puede preservar los recursos naturales del país y la cultura al respaldar a las tribus indígenas de manera responsable.

El país

Guyana: Tierra de las aguas

La nación sudamericana de Guyana es como una alfombra infinita de ríos y lagunas sin explorar. Sus montañas místicas fueron la inspiración de El Mundo Perdido de Conan Doyle, y su selva inmaculada desborda de especies exóticas de peces y vida silvestre. A pesar de haber aprobado una ley de bajas emisiones de carbono, la nación angloparlante ha tenido dificultades para equilibrar el desarrollo económico y la conservación.

La selva

El ochenta por ciento del territorio de Guyana es parte de la selva más grande del mundo, el Amazonas. Es el lugar con la ecología más diversa de la Tierra.

Las aguas

La mayoría de los ríos y lagunas de Guyana siguen sin estar explorados. Este es un hecho asombroso cuando se toma en cuenta que el 15% del agua dulce del mundo viene de Guyana.

La pesca deportiva

A pesar de sus aguas abundantes e inmaculadas y una increíble vida silvestre, la pesca deportiva aún no se ha arraigado en Guyana.


La gente

La gente de Guyana

Un 95% de los 750,000 ciudadanos de Guyana viven en una estrecha línea costera, de los cuales un tercio vive en la capital, Georgetown. El idioma oficial de Guyana es el inglés, pero hay una docena de idiomas regionales reconocidos, incluyendo portugués, español y kariña. Veinte por ciento de la población de la nación está formado por un grupo conocido como los amerindios, los habitantes originales de Guyana.

Los amerindios

La vida se ha vuelto cada vez más difícil para los habitantes originales de Guyana, los orgullosos amerindios. La selva a la que llaman hogar es remota y practicamente desprovista de las comodidades modernas. Y su cultura, como la selva misma, están en peligro.

Una cultura de pesca

Los amerindios han estado pescando en las aguas de Guyana por siglos. Hoy, muchos de ellos aún pescan con arcos simples y cordeles que sus ancestros desarrollaron hace generaciones.

Guías de pesca

Costa presentó un proyecto ambicioso para establecer una industria de pesca deportiva en Guyana, incluyendo la capacitación de guías de pesca en Rewa. Ahora hay muchos guías excelentes angloparlantes que han crecido en el pueblo y conocen sus aguas.

Construcción del hotel en Rewa

Pesca en el pueblo


El arapaima

El pez de agua dulce más grande del mundo, el arapaima, puede pesar más de 800 libras (365 kg) y medir hasta 10 pies (3 m). Desafortunadamente, ha sido pescado excesivamente con fines comerciales y ahora es una especie en peligro.

Un dinosaurio nadador

Los arapaimas han cambiado muy poco en 150 millones de año y se los considera fósiles vivientes.

Qué comen

Los arapaimas son depredadores y comen pavones, arawanas e incluso pequeños animales terrestres y pájaros.

Dónde atraparlos

Los arapaimas aún viven en Sudamérica en estado salvaje. Y el pueblo de Rewa es el único lugar donde los han pescado con mosca.


La película

El destino de un pueblo está atado a una mosca

Este documental sigue a tres pescadores en un viaje épico al corazón de la jungla indómita de Guyana. Su misión: demostrar que el pez de agua dulce más grande del mundo, el arapaima, se puede atrapar con mosca. De tener éxito, significará un futuro más brillante para los amerindios, la selva a la que llaman hogar y para el arapaima mismo en peligro.

Oliver White

Propietario del hotel de pesca Abaco

Nathan Webber

Pescador profesional

Matt Breuer

Guía de Ponoi River Co.

Rudolph Edwards

Administrador del hotel

Rovin Alvin

Guía

Ver la película completa

Galería

Tuvimos muchas aventuras en Guyana. Y tomamos fotos. Así que prepare su equipo, haga las maletas, y visite el hotel ecológico de Rewa para enfrentarse cara a cara con un arapaima